En la actualidad, nuestra manera de rejuvenecer la cara es una combinación de procedimientos, desde los mas sencillos como la inyección de Botox o Restylane o los tratamientos de Spa como el IPL, hasta los mas complejos como el estiramiento facial.

En el pasado, cuando hacíamos una ritidectomia (restiramiento facial) nos despedíamos de la paciente y les decíamos “. Nos vemos en cinco a diez años para otro restiramiento. Eso ha cambiado.

En un paciente típico, que sea buen candidato a cirugía, le realizamos una ritidectomia clásica, con restiramiento de frente, párpados, mejillas (con tratamiento del SMAS, la capa profunda de la cara) y cuello. Ademas le inyectamos su propia grasa para mejorar sus pómulos , su mentón o sus labios. Al final, utilizamos el moderno Láser CO2 fraccionado para mejorar la calidad de la piel y para mejorar las arrugas alrededor de la boca (“código de barras”).

Ya en su recuperación, la cual aceleramos con ultrasonido y un láser especial, continuamos el cuidado de su piel mediante la aplicación de cremas y filtros solares para mantener la belleza y salud de sus piel.

En algunos pacientes comenzamos tan pronto como a las tres semanas con nuestro programa de mantenimiento, con radiofrecuencia, Botox, Restylane, IPL, etc.

Posteriormente , cada dos o tres años, de acuerdo a las necesidades de cada paciente, podemos aplicar una combinación de tratamientos, como nuestro popular” 3/60″, que consiste en la aplicación de 3 tecnologías simultáneas: Radiofrecuencia Accent, IPL, y Pixel láser una vez al mes por 3 meses.

Quizá nunca tenga que volver a pisar un quirófano !