Inyección de Grasa

Durante siglos, las personas han tratado diversas formas de mejorar su apariencia. Gracias a la tecnología moderna hay excelentes procedimientos que le pueden ayudar a conseguir su objetivo. Si su problema es la piel deteriorada por el tiempo, tales como las arrugas de la cara, la piel flácida en las mejillas (por bajar de peso), desea resaltar los pómulos o se interesa en aumentar la medida de sus glúteos, la Cirugía de INYECCION DE GRASA que es un procedimiento comúnmente llamado “Transferencia de grasa” el cual succiona grasa de alguna parte del cuerpo para inyectarla a otra parte del mismo cuerpo sin problema de rechazo. Si desea mejorar su apariencia mediante este método, solicite a BUCIO SURGICENTER Clínica de Cirugía Plástica, y con gusto lo atenderemos.

¿Quienes son candidatos para esta cirugía?

Las personas que desean un mejor contorno para su cara, destacar sus pómulos, mentón u otras partes del cuerpo como los glúteos. También para personas que desean corregir algún defecto.

Antes de la Cirugía

Se requiere de una historia clínica para evaluar la salud general del paciente. El cirujano y usted decidirán la forma y contorno deseados. Se le tomarán fotos de antes y después para que compare los resultados. Las instrucciones preoperatorias se le entregarán para la preparación de la cirugía: éstas incluyen la eliminación de ciertos medicamentos que contengan aspirina (los cuales deberá dejar de usar durante unas semanas) esto es para minimizar la posibilidad de sangrado excesivo.

Sobre la anestesia

En este caso se utiliza anestesia local en la parte donante (de donde se extrae la grasa) y en la parte receptora (donde se va a inyectar).

La Cirugía…

La grasa es extraída insertando primero una delgada cánula de 2 a 4 milímetros a través de pequeñas incisiones colocadas en sitios cubiertos o disimulados cerca del área a tratar (por ejemplo los muslos o los glúteos); la cánula está conectada a una máquina de succión ó a jeringas especiales. Guiadas por la mano del cirujano las cánulas aspirarán toda la grasa no deseada de forma tal que deje un contorno adecuado.

Si el trasplante se realiza durante una liposucción: la técnica tumescente que consiste en inyectar solución con anestésico en la grasa, y la aplicación de la técnica del ultrasonido externo, ambas diseñadas para facilitar la extracción de las grasas y disminuir las molestias posoperatorias. El proceso se repite hasta que la cantidad necesaria de grasa sea transferida al lugar deseado. Al terminar el procedimiento se colocan fajas especiales (en su caso) que serán usadas por un mes, ó de acuerdo a las indicaciones del médico.

Después de la Cirugía

Al salir de la clínica se le darán más indicaciones, pero, los medicamentos, las medidas higiénicas, los antibióticos y analgésicos son muy importantes. El personal le dará sus citas para revisión.

Como en todas las cirugías, se recomienda que evite actividades extenuantes durante algún tiempo. Él le indicará cuando puede empezar sus actividades normales.

Los cambios serán muy notables, sobre todo si es en la cara, ya que usted se verá más joven y saludable.